TORTILLA DE PATATAS VEGANA

La tortilla de patatas es uno de los platos más populares de la gastronomía española y – seamos sinceros – nuestra mejor aliada a la hora de sorprender y complacer a los comensales extranjeros  – y no extranjeros – durante las cenas entre amigos.

Mucha gente piensa que ser vegano implica renunciar a un montón de recetas y sabores con los que hemos crecido, pero esa no es para nada la realidad. Puede que os estéis preguntado: ¿cómo es posible hacer una tortilla de patatas sin huevo? Pues hoy, y como inauguración oficial de la sección de recetas del blog os traemos una de nuestras recetas veganas de tortilla de patatas con un toque especial muy myveganesse. Tomen nota y disfruten.

 

Ingredientes

  • 5 patatas
  • 1+½ cebolla (bueno, yo le he puesto dos porque me gusta mucho, jeje)
  • 1 calabacín (de los grandes)
  • Aceite de oliva
  • 4 cucharadas colmadas de harina de garbanzo
  • 250 ml de agua caliente/templada
  • 1 cucharadita de vinagre de manzana*
  • ½ cucharadita de sal**
  • Ajo en polvo y pimienta al gusto

 

Preparación

1.- Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas finas o en cubitos pequeños, cada chef tiene una preferencia 😉

2.- Ponemos a calentar en una sartén de tamaño mediano el aceite de oliva hasta una altura de un dedo y medio aproximadamente. Es importante que la sartén sea antiadherente y que esté en buenas condiciones, para que la tortilla no se pegue a la superficie.

3.- Pelamos la cebolla y la cortamos.

4.- Una vez que el aceite está caliente añadimos la patata y la cebolla a la sartén.

5.- Cortamos el calabacín en rodajas finas y luego por la mitad y lo añadimos a la sartén.

6.- Para preparar la mezcla de huevo vegano: en un bol echamos la harina de garbanzo y añadimos el agua (que debe estar caliente/templada para que no se formen muchos grupos) y batimos hasta que tenga consistencia de huevo. No debe quedar muy líquido, pero tampoco demasiado pastoso.

7.- Incorporamos el vinagre de manzana, la sal, el ajo y la pimienta al huevo vegano.

8.- Una vez se han cocinado nuestros ingredientes en la sartén los colamos para evitar el exceso de aceite y los echamos en el bol. Removemos suavemente y probamos por si hubiera que corregir las cantidades de especias.

9.- Reservamos el aceite que hemos usado para freír las patatas, la cebolla y el calabacín en un recipiente para futuras recetas.

10.- Engrasamos de nuevo la sartén con un poco de aceite y ponemos nuestra mezcla repartiéndola por toda la superficie.

11.- Dejamos que se cocine a fuego medio moviendo la sartén ligeramente para que no se pegue. Una vez que está hecha por ese lado le damos la vuelta con la ayuda de un plato y volvemos a ponerla en la sartén con cuidado con el lado crudo boca abajo para que se cocine. Podemos voltear la tortilla las veces que queramos hasta que coja un color dorado tostado.

12.- Una vez lista la volteamos por última vez en un plato y la dejamos reposar 10-15 minutos.

 

Et volià! Tortilla de patatas libre de crueldad lista para disfrutar.

 

Notas:

* También vale vinagre de vino, pero ten cuidado con echar demasiado.

** Puedes añadir una pizca de sal negra para conseguir sabor a huevo.

No Comments

Post A Comment