Historia del veganismo

Me cuesta trabajo recordar cuándo fue la primera vez que oí hablar sobre el término veganismo o qué fue lo que pensé yo en ese momento, pero el auge que ha vivido este movimiento a lo largo de los cinco últimos años lo ha convertido en uno de los temas más controvertidos de nuestra sociedad. El concepto de veganismo se ha ido extendiendo de forma notable a la vez que lo hacía el desconocimiento y la desinformación sobre este “nuevo” modo de entender la vida. Si atendemos a las cifras, el número de personas comprometidas con este movimiento político y social crece sin parar alrededor del mundo. Pero, ¿dónde nace el veganismo?, ¿cómo surge esta filosofía de respeto y compasión hacia todas las formas de vida?

El veganismo, aunque no era conocido con este nombre por aquel entonces, existe desde hace ya mucho tiempo, pero nunca había sido propiamente establecido. Para poder entender cuáles son sus orígenes es necesario abordar el tema del vegetarianismo, donde se asientan sus raíces. Se tienen evidencias de personas que decidían no consumir ningún tipo de producto animal que se remontan a hace más de 2000 años. Ya en la Antigua Grecia, el filósofo y matemático Pitágoras abogaba por la compasión hacia el resto de especies y seguía lo que podría ser descrito como una dieta vegetariana. Otra importante figura de la historia, Siddhārtha Gautama, también conocido como Buddha, solía debatir sobre este tipo de dieta y la incluía dentro de su doctrina “ahimsa” (no violencia) como paso fundamental para lograr la elevación de la conciencia. Genios como Albert Einstein, Nikola Tesla, Leonardo da Vinci e importantes figuras literarias de la talla de Aphra Behn, Margaret Fuller o el dramaturgo y poeta español Miguel de Cervantes también practicaban el vegetarianismo y condenaban el sacrificio de animales como forma de alimentación.

El término vegan (vegano/a) fue acuñado por primera vez en 1944 por Donald Watson, en una reunión organizada junto a su mujer Elsie Shrigley y otros cuatro compañeros que también seguían dietas vegetarianas estrictas, debido a que consideraban necesario establecer una nueva palabra más específica que les definiera y diferenciara de los ovolactovegetarianos. La palabra vegan deriva de la abreviación del vocablo inglés vegetarian (vegetariano/a) y era la forma de reflejar, según el propio Watson, “el principio y el final del vegetarianismo”.

Donald Waston. Fuente: Google.

Así pues, en Noviembre de 1944 se publica el primer número de “The Vegan News” y Donald Watson y Elsie Shrigley establecen junto a sus compañeros The Vegan Society, con apenas unas docenas de miembros entre sus filas. El veganismo se convierte entonces en un movimiento ético, político y social por los derechos de los animales que rechaza la explotación de estos, en cualquiera de sus formas, por parte de los humanos. Si bien es cierto, el término veganismo aún no contaba con una definición oficial.

En 1949, Leslie Cross, que en aquella época era el vicepresidente de The Vegan Society, publica el artículo En busca del Veganismo 1 (puedes encontrar el artículo original en inglés aquí), en el que buscaba establecer una definición del veganismo, sugiriendo que este fuera entendido como “el principio de la emancipación de los animales de la explotación a la que les somete el hombre”.

Años más tarde, en agosto de 1964, The Vegan Society se convertiría en una organización benéfica registrada y en diciembre de 1979 se constituye también como sociedad limitada. Finalmente, en 1986 la definición de la palabra vegan es incluida en el Oxford Dictionary como “aquella persona que se abstiene de consumir cualquier producto de origen animal; vegetariano estricto”.

A lo largo de los años la definición de veganismo ha sufrido ligeras modificaciones y se ha ido depurando. La Asociación Vegana Española lo describe como “un estilo de vida centrado en la exclusión razonable, en la medida en que sea posible y practicable, de toda forma de explotación y crueldad hacia la utilización de los animales como alimento, ropa u otros usos; y por extensión, promueve el desarrollo y uso de alternativas de procedencia no animal para el beneficio de los humanos, el resto de animales sintientes y el medioambiente. En términos dietéticos se refiere a la práctica de excluir todo producto de origen animal, incluyendo carne, pescado, lácteos, miel u otros derivados”.

Hoy en día, el veganismo se entiende como un principio y no como una práctica. Esta es una de las claves de este fenómeno social. La comunidad vegana desea que el veganismo sea entendido como lo que es, un movimiento político y social que se asienta en unos principios éticos que abogan por el antiespecismo, el cuidado medioambiental y, en definitiva, el respeto por la vida en todas sus formas. Lo que es innegable es que el veganismo ha venido para quedarse, para cambiar las cosas y crear un antes y un después en la historia de la humanidad, para aportar su grano de arena y ayudar a convertir el planeta en un lugar mejor en el que vivir.

2 Comments
  • Idalia Cogley
    Posted at 15:08h, 12 septiembre Responder

    articolo perfetto grazie

    • Andrea Cora
      Posted at 18:36h, 25 septiembre Responder

      Grazie a te per aver letto il nostro articolo. Siamo contenti che ti piaccia.

      un abbraccio!

Post A Comment