Cómo empezar a ser vegano/a

Estamos en la recta final del 2018 y aún no me puedo creer lo rápido que ha pasado el año. Para mí es una fecha especial porque hace 12 meses, en diciembre del año pasado, fue cuando decidí finalmente hacer mi transición de vegetariana a vegana. Probablemente hayáis escuchado esto antes, pero ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida, tanto que de lo único de lo que me arrepiento es de no haberlo hecho antes.

Así que para celebrar mi primer año como vegana he pensado que podría aportar mi granito de arena a todas aquellas personas que os estéis planteando dar el paso, es decir, escribir una pequeña guía sobre algunos consejos que os pueden ser útiles a la hora de hacer la transición al veganismo, ¿qué os parece?

Esa pequeña semilla que lo cambia todo

Lo primero y lo más importante que me gustaría señalar es que el simple hecho de que hayas llegado hasta aquí, de que te hayas planteado la posibilidad de hacer el cambio al  veganismo y, sobretodo, investigar al respecto es un gran paso.

Yo también empecé así, con ideas confusas que me rondaban la cabeza. Porque yo siempre me había considerado una amante de los animales. Desde pequeña he rechazado el uso de pieles o la tauromaquia. Pero nunca me paraba a pensar en los animales que acababan en mi plato y en todo el sufrimiento que eso conlleva. En mi día a día no reparaba en lo que significaban mis decisiones cotidianas, en todos esos seres que debían conocer una vida de miseria y dolor para que yo me lavase el pelo o mis labios se volviesen rojos.

Mi viaje ha sido largo y orgánico. He ido aprendiendo sobre la marcha y he cometido errores durante el camino, pero todo forma parte del proceso. Aún a día de hoy sigo aprendiendo. Así que ahora, a punto de cumplir mi primer aniversario como vegana estas son algunas de las cosas que me gustaría compartir contigo y que espero que te ayuden en esta nueva etapa de tu vida.

 

1. Pregúntate por qué quieres hacerte vegan

Tener razones reales y sinceras es muy importante. Es lo que te va a permitir dar el paso. Ser vegano/a es fácil cuando hablamos de cambiar nuestra forma de alimentación o nuestros hábitos de consumo. Pero vas a notar que tu entorno cuestiona y juzga muchas de tus acciones, y este tipo de situaciones no son siempre fáciles de llevar. Además todo cambio requiere de una motivación. El veganismo NO es un dieta o una moda, sino un postura política, una convicción ética. Así que es importante que te plantees y analices cuáles son los motivos por los que quieres ser vegano/a.

 

2. Infórmate e investiga

El veganismo requiere de un proceso de aprendizaje, no es algo que pueda hacerse de un día para otro porque no se trata sólo de una dieta, sino de cambiar completamente tu modo de vivir. El veganismo atraviesa cada aspecto de nuestra vida. Lo que quiero decir es que claro que puedes dejar de comer carne y otros productos animales de un día para otro, pero a veces las cosas no son tan obvias como pensamos. A medida que investigues y te informes te irás dando cuenta de que puedes encontrar estos derivados de animales en productos que jamás te habrías imaginado.

Además, el conocimiento es poder. Y creéme cuando te digo que vas a recibir miles de preguntas por parte de amigos, conocidos y desconocidos. Vas a sentirte mucho más seguro/a si puedes explicarles cosas que desconocen. Y de paso, quizás también puedes ayudar a que alguna de esas personas se plantee el veganismo. La mejor forma de empezar es leyendo libros sobre el tema, viendo documentales o entrevistas en internet a activistas y profesionales sanitarios veganos, etc. Hay un montón de información al respecto, simplemente sé crítico/a y contrasta todo lo que leas o veas sobre el tema.

3. Sigue tu propio ritmo

El paso al veganismo puede hacerse de un día para otro o de forma gradual. Ambas opciones son totalmente válidas. No dejes que nadie te diga lo contrario ni te sientas presionada por comer algún tipo de derivado animal durante el proceso. No existe un periodo mínimo o máximo en el que tienes que dejar de consumir todo tipo de productos animales. Esa decisión te pertenece a ti.

Piensa que has crecido alimentándote de una forma determinada toda tu vida y usando ciertos productos en tu día a día que, por lo general, no serán veganos. Tendrás que aprender a cambiar esos hábitos. A veces resulta más fácil dejar primero la carne, para con el tiempo limitar nuestro consumo de pescado de forma paulatina e ir dejando poco a poco otros productos como los huevos o la leche, que suelen ser los que más dificultad presentan para la mayoría de las personas.

Si te cuesta mucho dejar algún alimento no te fuerces e investiga poco a poco las implicaciones que tiene su consumo. De dónde viene, cómo se produce, cuál es el proceso para que llegue a tu plato. Ver vídeos gráficos es una buena forma de empatizar y ayudar a tu cuerpo a desengancharse de ciertos alimentos. Pero también puede ser bastante duro y traumático, así que considera hasta qué punto puede ayudarte o hacerte mal.

De cualquier forma, para mucha gente hacerse vegan no supone ningún esfuerzo. Puede que a ti te funcione dejarlo todo de golpe. Simplemente escucha a tu cuerpo y elige la opción que se adapte mejor a tus necesidades.

 

4. Suplementarse con vitamina B12 es OBLIGATORIO

Absolutamente todas las proteínas que encontramos en los productos animales pueden obtenerse a través de productos vegetales, TODAS, sin excepción. Pero la vitamina B12 no puede encontrarse en ninguno de estos alimentos porque es producida por unas bacterias. Así que no olvides tomar tu dosis de B12 (la cianocobalamina es la forma más estudiada y la que solemos consumir la mayoría de veganos), ya sea diaria o semanalmente. Infórmate de la opción que más se adapta a ti.

 

5. Lee las etiquetas

Acostúmbrate a leer las etiquetas de los productos que compras. Introducir este hábito te evitará muchos disgustos. Muchas veces encontramos ingredientes de origen animal en productos que en principio no parecería que los contienen. Esto es aplicable para productos alimenticios, cosméticos, productos de higiene, ropa… Para esto hay una app muy útil llamada ¿Es vegan? que deberías descargarte en el móvil right now, es fantástica.

6. Aprende a disfrutar cocinando

Aprende a cocinar y explora nuevos ingredientes y sabores. Coge tus recetas favoritas y veganízalas. Hay mucha información sobre recetas veganas para todos los niveles, puedes empezar por platos fáciles e ir subiendo la dificultad. No tengas miedo de probar cosas nuevas ni de equivocarte. La cocina es un mundo maravilloso y la satisfacción que se siente cuando consigues versionar uno de tus platos preferidos no tiene precio.

7. Explora los restaurantes de tu ciudad

Si puedes y tu economía te lo permite intenta visitar los restaurantes veganos y vegetarianos del lugar en el que vives y de las ciudades que visites. Habla con tus amigos y familiares y pídeles que te acompañen a comer a uno de estos restaurantes, hazles saber que es algo importante para ti.

También puedes sugerir a tus citas ir a tomar algo a un restaurante vegano que te gustaría conocer, así en caso de que no te guste la persona, al menos habrás usado ese tiempo de forma eficiente probando uno de los restaurantes de tu lista (esto es un tinderconsejo, para todo/as nuestros/as lectores solteros/as out there).

Y por último, ahora que se acercan las fechas navideñas puedes proponer que la cena de navidad de tu empresa/amigos/familia se celebre en un restaurante de comida 100% vegetariana. La mayoría de las veces no van por prejuicios, pero a todo el mundo les encanta una vez que lo prueban.

 

8. Construye un sistema de apoyo

Como ya explicábamos en el inicio del artículo, normalmente lo más difícil a la hora de hacerte vegano es lidiar con las críticas y el rechazo que podemos recibir por parte de nuestro entorno. A veces tenemos la suerte de que nuestra familia y amigos nos apoyan en esta nueva etapa, pero no siempre es así. Muchos nos encontramos con familiares o amistades hostiles que intentan tirar por tierra y cuestionar negativamente todo lo que hacemos. Por eso es muy necesario que creemos un entorno seguro y pacífico en el que sintamos el apoyo de gente que comparte nuestra empatía por otros seres sintientes y nuestra forma de ver las cosas.

Puedes empezar por unirte a grupos de facebook sobre veganismo y activismo en los que puedas compartir tus dudas e inquietudes, en los que se creen debates con los que puedas aprender a hacer frente a algunas de las situaciones con las que puedes encontrarte en tu día a día. También puedes participar en actos sobre veganismo para ampliar tus amistades. Y así, rodearte de personas que te aporten, con las que aprendas y que te ayuden a ser la mejor versión de ti misma/o que puedes ser.

9. Sigue cuentas de instagram veganas

Así como es importante vivir en el mundo real y no dejarse absorber por la redes sociales, este tipo de herramientas tiene muchos puntos positivos a la hora de inspirar a otras personas. Este tipo de cuentas pueden ser útiles para encontrar recetas deliciosas, para aprender sobre veganismo, para informarte sobre eventos en tu ciudad o para comenzar en tu camino como activista vegano. ¡Usa las redes en tu favor y en favor de los que no tienen voz!

 

10. Acude a eventos sobre veganismo

Atiende a eventos, ferias, festivales y actos sobre veganismo. Esta es una muy buena forma de conocer gente. Además en ellos puedes descubrir productos veganos o proyectos sobre veganismo en los que quizás te gustaría colaborar. Son lugares para aprender y divertirse. No te los pierdas, seguro que la experiencia te encanta. Además, puedes aprovechar y pedirle a alguien a quien quieras y que no sea vegan que te acompañe. Es otra forma de que la gente a la que le importas entienda un poco más por qué te has vuelto vegano/a.

 

11. Házte voluntario/a de un satuario animal

Y en el top de experiencias enriquecedoras está colaborar como voluntario en un santuario animal. Infórmate sobre los santuarios o centros de rehabilitación de animales que haya en tu ciudad y usa parte de tu tiempo libre en ayudar y aportar tu grano de arena a la causa. Estos lugares no suelen dar a basto por la cantidad de casos de maltrato que reciben cada semana, así que siempre necesitan algo de ayuda. Te dejamos algunos enlaces de algunos santuarios de animales en España:

Santuario Vegan – Wings of Heart

Leon Vegano Animal Sanctuary

Fundación Santuario Gaia

Santuario Compasión Animal

 

12. Disfruta del viaje

No olvides que este debe ser un cambio consciente y voluntario. Disfruta del proceso y permítete cometer errores. Nadie es perfecto. Lo importante es que seas feliz en el camino.

#hazlaconexión #govegan

No Comments

Post A Comment