El auge de los “Flexitarianos”

Hoy en día cada vez está más en boca de todos la devastadora realidad que hay detrás de la industria cárnica. Los efectos que tiene contra el medio ambiente, los animales e incluso nuestra salud es desolador.Parece ser que cada vez más personas son conscientes de estos asuntos y deciden cambiar su estilo de vida. 

Algunos han decidido adoptar un estilo de vida vegano, mientras que otros prefieren ser vegetarianos. Los hay incluso que se consideran a sí mismos “flexitarianos”…pero, ¿qué significan éstos términos y qué pueden implicar? ¿Se ha producido un verdadero auge de veganos, vegetarianos y flexitarianos en España?

Los veganos y vegetarianos

Victoria Lozada, Dietista y Nutricionista del Centro Aleris de Madrid, considera que «el veganismo va más allá de la alimentación.” Efectivamente, el veganismo es un estilo de vida que rechaza el uso de toda una variedad de productos. Entre ellos están las marcas de cosméticos que testan en animales o las telas hechas a base de lana, cuero, seda…etc. En resumen, los veganos “no apoyan el uso, explotación, consumo de animales o sus productos«.

Los vegetarianos (o también llamados ovolactovegetarianos), por su parte, pese a no comer carne, pescado o marisco, si incluyen en su dieta los lácteos y los huevos. Dentro de los vegetarianos, se han conceptualizado los términos de  “ovo-vegetarianos”, que sí consumen huevos, pero rechazan los lácteos, o los “lacto-vegetarianos”, que consumen lácteos, pero no huevos.

Por último, ha surgido un nuevo término que está en boca de todos. ¿Te has preguntado alguna vez qué es ser “flexitariano”?. Para Eugenio García, autor de un blog flexitariano y fundador de la web Delokos.org, los flexitarianos son “aquellas personas que basan su alimentación en una dieta vegetariana, pero que de manera ocasional y por diversas razones, consumen algunos productos de origen animal”.

Los flexitarianos, ¿vegetarianos a medias?

Si tenemos en cuenta esta definición, los flexitarianos no pueden catalogarse dentro alguno de los subtipos de vegetarianos que existen. Ello es así porque aunque sea de manera puntual, incluyen carne y pescado en su dieta. Desde myVeganesse apoyamos y fomentamos cualquier iniciativa que, por pequeña que sea, reduzca el consumo de productos de origen animal de nuestra dieta diaria. Sin embargo, no hay que olvidar que el peso que socialmente se le ha dado a este nuevo tipo de “estilo de vida”, el flexitarianismo,  es quizá un tanto desproporcionado. Y ello es así porque a los flexitarianos se les ha llegado a categorizar como “vegetarianos a medias”. Esa conceptualización podría ser contraproducente.

No es una cuestión de categorizar a las personas y sus dietas, pero sí es importante entender lo que significa ser vegano, vegetariano o incluso flexitariano y sus implicaciones. Con esto no intentamos desacreditar el valor añadido que tienen los flexitarianos en la lucha contra la industria cárnica. Por el contrario, este tipo de dieta podría suponer un punto de partida para que la gente se decida a dar el paso hacia el vegetarianismo o el veganismo.

Necesidad de un cambio

En cualquier caso, sea como sea tu manera de definirte, reducir el consumo de productos de origen animal es imperante. Según un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), esto es necesario para evitar el hambre, la pobreza de combustible e impacto del cambio climático, . En este sentido, el diario The Guardian recalcó que Edgar Hertwich, autor principal de dicho informe, ha afirmado que «los productos animales causan más daño que la producción de minerales de construcción como arena o cemento, plásticos o metales. La biomasa y los cultivos para los animales son tan dañinos como los combustibles fósiles«.

Del mismo modo, Achim Steiner,  subsecretario general de la ONU y director ejecutivo del PNUMA, señaló a The Guardian que «desatar el crecimiento de la degradación ambiental es el desafío número uno al que se enfrentan los gobiernos en un mundo de creciente población, aumento de los ingresos, aumento de las demandas de consumo y el desafío persistente de alivio de la pobreza «.

Espacio para nuevas prácticas

En este sentido, cualquiera de los estilos de vida señalados anteriormente ayudan a paliar los efectos que la industria cárnica tiene en el medio ambiente y los animales. myVeganesse avoca por el veganismo como estilo de vida porque su impacto es mucho mayor que el que pueda tener un flexitariano sobre la industria. Sin embargo, no hacemos oídos sordos al hecho de que gracias a prácticas como el vegetarianismo o el veganismo, en el 2020 el mercado global de productos veganos moverá más de 5.000 millones de dólares. Esto producirá un crecimiento anual del 6%, según estima la consultora Lantern en su informe “The Green Revolution”.

*Imagen obtenida del informe “The Green Revolution”, Latern, disponible en http://www.lantern.es/papers/the-green-revolution-entendiendo-el-auge-del-mundo-veggie

El auge de veganos, vegetarianos y flexitarianos en España

Una buena noticia es que parece ser que los patrones alimenticios en España están cambiando poco a poco. Por un lado, el informe de “The Green Revolution” señala que en España la cifra de restaurantes vegetarianos se ha duplicado en los últimos cinco años. Para hacernos una idea, en 2011 habían 353 restaurantes, lo que contrasta con los 703 en que se registraron en 2016. ¡Y siguen aumentando!. Además, el 43% de la población española afirma que ha reducido su consumo de carne roja o directamente la evita por completo.

Por otro lado, un 7,8% de la población mayor de 18 años residente en España se considera veggie. Latern utiliza esta categoría para englobar a los vegetarianos, veganos y flexitarianos. Esto ha sido fuente de controversia para la comunidad de vegetarianos y veganos, que lo consideran una apropiación del término inadecuada. El diario El Mundo considera que estos patrones alimenticios se han convertido en “una opción para las nuevas clases medias”. El periódico señala que gracias a ello, las empresas cada vez se animan más a ofrecer productos veganos.

Implicación de los flexitarianos

El Mundo afirma que ello es así gracias a los flexitarianos, ya que según el informe de Latern, éstos ya engloban al 6,3% de la población mayor de 18 años. Sin embargo, la supuesta implicación que tienen los flexitarianos en estas nuevas prácticas ofrecidas por los grandes distribuidores de alimentos es un tanto desmedida. Al fin y al cabo, los flexitarianos “prestan más atención tanto al origen de los alimentos, agricultura biológica, ganadería extensiva y pesca sostenible, como a unos métodos de preparación más saludables”, según ha señalado Eugenio García. Esto los podría alejar un poco del objetivo perseguido por los veganos y vegetarianos.

No es que desprestigiemos de nuevo los beneficios que aportan los flexitarianos a la causa vegana. Sin embargo, hay que ser consecuentes con la influencia real que aportan tanto los  veganos, como los vegetarianos y flexitarianos en el resultado final.

Las grandes empresas y el veganismo

En cualquier caso, grandes empresas como Carrefour, Lydl,Noel alimentaria, McDonald’s o Ben&Jerry’s han sacado líneas de productos vegetarianas o veganas. La mayoría de veganos rechazan consumir productos de estas marcas por la contradicción ética que supondría. Al fin y al cabo, muchas de ellas son causantes de la crueldad animal, el cambio climático, el hambre en el mundo. pese a ello, es positivo señalar como poco a poco incluso este tipo de empresas se dan cuenta de que la población está pidiendo un cambio.

En myVeganesse nos sentimos optimistas. Creemos que la gente cada vez está más concienciada en los problemas que acarrea la industria cárnica sobre nuestro planeta. Estamos segur@s que si nos unimos en un movimiento común y global, todavía estamos a tiempo de revertir los estragos causados por ella. Y tú…¿qué piensas? Comparte tus ideas e inquietudes con nosotr@s!!!

No Comments

Post A Comment